La reputación como usarla a nuestro favor

persona emprendiendo con ideas de lideres

Usa el poder de la reputación a tu favor

La reputación es un intangible que tiene tanto poder como para posicionar o destruir personas o empresas, es la opinión positiva que mucha gente tiene sobre una persona o una cosa por sus buenas cualidades.

La reputación de marca genera un lazo subjetivo con el consumidor, es una conexión emocional que despierta sentimientos positivos y genera confianza a la marca. Esto eleva el valor de los productos o servicios y lo más interesante es la disposición de pagar más por aquello que tenga una mejor percepción entre la competencia, es la mejor ventaja competitiva que cualquier empresa puede tener.

La buena reputación fideliza a los clientes y es atracción a manera de imán de nuevos seguidores y usuarios de nuestros productos y servicios, cualquier empresa que se preocupe por construir una buena reputación pensará más de dos veces antes de hacer y tomar cualquier decisión empresarial.

mejorando el reconocimiento de reputación en redes sociales

se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla

Warren Buffet

Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo afirma que “se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla”.  Efectivamente, tener la confianza del consumidor no es fácil para conseguirla debemos empatizar, hacerlos sentir valorados y respetados. Evitar que cualquier miembro de nuestra empresa que represente la marca genere un dolor en nuestro consumidor. Esto no significa hacer lo que los clientes deseen en el caso de los servicios porque todo tiene su orden, sin embargo; podemos explicar circunstancias y buscar la satisfacción.

Fundamental es que lo que decimos en campañas y promesas de venta sea coherente con lo que se hace al interior de las empresas; esto evita la desilusión y molestia de los clientes, el cumplir con las expectativas y superarlas genera buenas experiencias.

Responsabilidad e iniciativa

Cuando una empresa comete algún error y se presentan situaciones delicadas que afectan a los consumidores se debe tomar responsabilidad ante nuestras debilidades y afrontarlas. Si es necesario pedir disculpas y corregir tomando acción ante el problema, cuando no se hace, es probable que en el momento no se tenga un efecto negativo en caso de que no se haga masivo; pero afecta a largo plazo; pues es más fácil dar malas que buenas referencias. Tomar a la ligera esta situación impactará en las ventas más pronto de lo imaginado. Es bueno ser transparente y explicar los hechos en lugar de maquillar o mentir, pues la verdad la saben los consumidores; hacerlo es respetar y dar valor a los demás.

Es necesario innovar todo el tiempo para mantener cautivos a nuestros clientes y sobre todo emocionados con nuestros productos y servicios. Pues se hace un estilo de vida el que la marca siempre mejore ya sean procesos internos, instalaciones, productos o servicios.

reunión para mejorar la reputación

Monitorear redes sociales

Indispensable es que las empresas monitoreen constantemente las redes sociales y midan la opinión que tienen los demás de su marca y no traten de minimizar las percepciones ¡recuerden el impacto de la reputación!. Hay marcas consolidadas que pierden millones de dólares por un descuido en segundos, solo porque una foto se viralizó o bien porque algún influencer comentó alguna mala experiencia. Siempre es necesario responder positivamente y estar preparados ante cualquier crisis y tornar lo negativo en positivo para la marca; esto se puede conseguir actuando con responsabilidad social y ambiental trabajando para un mundo mejor. Tener claro que somos lo que los demás perciben no lo que nosotros decimos, lamentablemente así se construye la reputación por lo que los demás perciben.

No minimicemos lo que los demás opinan de la empresa en la que trabajamos, estudiamos o tenemos alguna membresía. Tomemos conciencia que al formar parte de una marca lo que la afecta nos afecta y mejor construyamos impactos positivos y convirtámonos en sus embajadores logrando lovemarks o amor a nuestra empresa. Toda buena reputación comienza desde adentro, amemos nuestra empresa y nuestra empresa debe amar a su equipo, clientes y todo lo que la conforme.

Redacción USJ

A %d blogueros les gusta esto: