persona infectada por dengue

Fiebre rompe huesos, epidemia en Jalisco

Como fichas de dominó, uno a uno se sumaron los casos de personas que fueron infectadas por el virus del dengue, “la fiebre rompe huesos”, en Jalisco, logrando que el Estado obtuviera el primer lugar nacional tanto en enfermos como en muertos.

Según cifras de la Secretaría de Salud Federal, durante el 2019 Jalisco sumó 11 mil 727 casos de dengue, de los cuales mil 433 fueron graves, y 49 muertos; seguían en estudio 7 mil 713.

Aunque circularon por redes sociales las fotografías de los centros de salud abarrotados, con los pacientes en el piso por la saturación en el servicio y la incapacidad para resolver lo que para muchos fue una crisis, pero para el Gobierno no.

La sociedad necesita respuestas claras

Las imágenes expresaban claramente la molestia de la población y los reclamos a nuestras autoridades a tomar cartas en el asunto, pues pese a que en conferencia de prensa, el director de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), José Mario Márquez Amezcua, informó que se redoblarían esfuerzos para contar con personal capacitado y con las pruebas de laboratorio suficientes para atender de manera oportuna a toda la población, la realidad fue otra y ni el sector público ni el privado se dio abasto con la atención a los pacientes.

La Secretaría de Salud Jalisco aseguró que cumplió con su labor al fumigar entiempo y forma, aunque se aplicó insecticida caduco, además de que dijo haber redoblado esfuerzos en las clínicas y hospitales para la atención. Solicitó a la población a tomar las medidas necesarias para erradicar el mosquito portador del virus.

mosquito del dengue

Lo que vivimos, en parte, podría ser una especie de “karma” que arrastramos desde hace algunos años, para ser específicos, desde 2007, cuando inició el programa para la atención al problema del dengue, “Patio Limpio y Cuidado delAgua Almacenada” que se encargaba de promover la limpieza en las casas, escuelas y oficinas en las zonas urbanas y rurales de nuestro Estado, para la eliminación de los criaderos del mosco.

La información disponible es importante para conocer el panorama actual

Sin embargo, 2014 no hay actualización o difusión en la página oficial del Gobierno del Estado de Jalisco, es decir, no se ha intensificado esta labor y recordemos, que, si no se promueve, se olvida.

Las labores a medias del Gobierno y los programas olvidados se suman a la falta de confianza de la población, y es que en la actualidad es más difícil que abran las puertas de las casas a “extraños” que acuden a aplicar abate o fumigar debido a los niveles de inseguridad.

Además, el Gobierno no ha aceptado del todo su responsabilidad en esta crisis y pareciera que es más fácil publicar en redes sociales y repartir culpas, incluso meter al cambio climático, que aceptar lo que corresponde.

Nosotros como ciudadanos tenemos nuestra responsabilidad

Ahora bien, si bien el Gobierno tuvo mucha responsabilidad, también es cierto que desde casa se pueden tomar medidas para bloquear el dengue, sin embargo, pareciera que estamos en una etapa de individualismo, “mientras no me pase a mí” aunque no fue sorpresa enterarnos de un familiar o amigo que se contagió del virus, incluso por segunda vez que suele ser más peligroso.

Nada nos costaría cuidar que nuestra casa no sea criadero de mosquitos, mantener limpias nuestras banquetas, cuidarnos con ropa adecuada y usar repelentes, haciéndolo por nuestro propio bien, si no me preocupo por los demás al menos debo hacerlo por mí.

Autor:
Ana Belén Cocolán

contacto@usj.edu.mx
A %d blogueros les gusta esto: