Competitividad sostenible: El resultado de mucho y muchos

entrepreneur, idea, competitividad

Como una constante, la competitividad ha estado presente en toda la vida de las personas, empresas, institucionales, países, etc. De hecho, fue y es la principal variable de la permanencia y supresión de especies, empresas e instituciones. En la actualidad, con mayor importancia, es vital entender el proceso y concepto de competitividad, y aun mas, asimilar el termino de competitividad sostenible, es decir, una competitividad que se mantenga a través del tiempo por medio de una mejora continua eficiente. En este sentido, la competitividad sostenible requiere de varios elementos que deben de desarrollarse de manera eficiente y efectiva, dichos elementos son: la creatividad, la innovación, la investigación, el desarrollo tecnológico, la sustentabilidad y trabajo entre disciplinas. Cuando estas variables son débiles o inexistentes en las instituciones, empresas y en las personas, la sostenibilidad sostenible esta es riesgo, y, por lo tanto, la eliminación y fracaso es muy probable.

competividad sostenible, ideas, creatividad

De manera particular, la creatividad es necesaria para la generación de nuevas ideas, las cuales se llevarán a la práctica por medio de la innovación, ya sea que la innovación sea de algún producto, servicio, bien, etc. Además, cuando la creatividad e innovación se acompañan de la investigación, sustentabilidad y desarrollo tecnológico, por medio de la colaboración de profesional de muchas disciplinas, la probabilidad de éxito se incrementa de manera importante.

Fomentar la competitividad a nivel local hasta internacional


Considerando lo anterior, es imprescindible que las instituciones formadoras de recurso humano en todos los niveles fomenten como pilares de sus modelos educativos los elementos mencionados, y sean ellas mismas, los ejemplos directos de dichos elementos y competitividad sostenible. Además, dichas instituciones no solamente deben de enfocarse en los alumnos propios, sino abrir las capacidades institucionales hacia el sector social y público en general, con el objetivo de aportar más a la sociedad y catalizar la competitividad sostenible local, regional, estatal y nacional.

competitividad sostenible, desarrollo de la ciencia, tecnología, emprendimiento, creatividad, innovación y sustentabilidad.

Obviamente, las relaciones nacionales e internacional son importantes para el desarrollo de la competitividad sostenible, sin llegar al punto de fundamentar todo en lo internacional, sino dando espacio y oportunidad para que los elementos que conforman la competitividad sostenible se desarrollen en escenario local. Por último, se entiende que los elementos de la competitividad sostenible son públicos y bien conocidos, pero sin duda, muchos de ellos son populares desde un punto de vista teórico, pero no son parte fundamental de los procesos ni de la vida diaria de las instituciones, empresas y personas.

Por lo tanto, la invitación es para realmente sumar esfuerzos, y lograr una competitividad sostenible institucional y nacional, de manera que, como resultado de la misma, todos los sectores de la sociedad se verán beneficiados. Pero para ello, primeramente, se deben de destrozar los argumentos sin fundamentos solidos que estorban al desarrollo de la ciencia, tecnología, emprendimiento, creatividad, innovación y sustentabilidad.

Autor: Dr. Josué Aarón López Leyva

A %d blogueros les gusta esto: